Seguidores

26 de mayo de 2011

NO QUEDA NADA


Soy la sombra de un pensamiento,
Soy la palabra sembrada
Soy el olvido en tu calma
Soy aquella que tanto te amaba

Soy la llama apagada
Y la huella que deje en tu alma
Soy la aurora que resurge
De una historia acabada

Soy la piel ungida de tus cenizas
La única verdad de tu mentira callada
El grito que proclama
Que ya no eres… ni mis horas, ni mi luz, ni mi calma

Que nunca acabo, lo que nunca empezara…
Que a un preludio le precede una llama
Y el ardor de mi deseo, lo consumiste tú
Con tu ausencia prolongada

No me reclames nada… te di mi nombre
Te di mi palabra…
Te di un mundo que tú rechazabas
Hoy no te pertenecen ni siquiera los zurcidos
Con los que ataba el corazón que tú matabas.

Hoy es demasiado tarde ya no queda nada
Ya no soy la muñeca que tú maltratabas
Hoy soy la sombra de un pensamiento
Soy… una hoguera apagada.

Copyright© Irene llavero 2011
nº registro:1106079403175
© 2011 Safe Creative

4 comentarios:

CARNA dijo...

LA HOGERA DEL AMOR NUNCA TIENE QUE EXTINGUIRSE,SOLO QUE NO ACOBIJARA A ESE SER QUE NO CORRESPNDIO A SEMEJANTE LLAMA
BESOS

Mascab dijo...

Irene; tu bello post nos deja palabras muy sentidas, si son en verdad vividas por alguna amiga, yo le diría: echa leña, guapa! aviva el fuego que caliente tú esperanza! A la vida se viene a vivir y disfrutar de su savia.

Besos, guapa!

Irene dijo...

Exacto CARNA tú lo has dicho, de eso se trata, no es que esa hoguera deje de arder ante el amor, sino por esa persona que no quiso aprovechar tal fuego y dejo que se mermara.
Abrazos amigo.

Irene dijo...

Hola MASCAB. Si lees el comentario que le he hecho a CARNA, entenderás un poco más a que me refería con esta poesía, El fuego por el amor nunca se apaga, se apaga la hoguera que no se le ha añadido leña.
UN ABRAZO.