Seguidores

22 de mayo de 2011

¡AHORA!...QUE.


¡Ahora!... que ya eres manuscrito de mi pasado
¡Ahora!... que ya no tengo derecho
A decir, te amo.
¡Ahora!... que ya sé cuál es mi puesto
Y tú… ¡a quien perteneces!
Tú que fuiste carcelero de mis noches
Y guardián de mis sueños
Tú que pusiste un lucero en mis ojos
Y convertiste en poesía mi tristeza
Tú que me devolviste a la vida
Y ¡ahora me la quitas!
¡Ahora!... que ya sé, que soy quimera
De una esquina en primavera
¡Ahora!... que no ves en mí, a una mujer
Sino, ¡una extraña cualquiera!
¡Ahora!... que la miel de tu boca, se ha vuelto rancia
Y no recuerda los besos
Con los que callaba mi boca
¡Ahora!... que soy yo, la poeta
Y tú la musa que me inspira
¡Ahora!... que ya no duele el engaño
Y la frialdad se ha apoderado de mi cordura.
¡Ahora!... que me vacilan los sueños
Y bailan a mí alrededor los recuerdos
¡Ahora!... te escribiré las poesías, que antes no te escribía.
¡Ahora!... que no me pertenece, el alma que te quiere
Esculpiré en palabras sobre un papel
La historia… de una loca que te amo
Hasta perder la cordura.
La loca que empeño su vida…
Por ese alguien… ¡que no la quería!...
 
Copyright©Irene llavero 2011
nº registro:1106039373951
© 2011 Safe Creative

10 comentarios:

Mascab dijo...

Ignoro si estos versos son vivencias personales o mera inspiración de una buena escritora-
Pero lo que sí se es que:

En el amor,
las musas que más inspiran
son las del desamor.

Siempre debiste ser poeta, aunque sea ahora! cuando hayas decidido dejar a tu alma volar...

Besos, guapa!

Irene dijo...

Gracias Mascab por esos elogios. Si es cierto que las musas que más inspiran son las del desamor, pero un poeta siempre encuentra razones para escribir poesía. Es posible que en otra vida fuera poeta, pero lo que es en esta, soy una aficionada de la poesía, batallando por aprender cada día un poquito más de ella.
Un abrazo.

Geles Calderón dijo...

¡Bravo! Muy bueno, Irene.
Me ha llegado, me ha emocionado, me ha sentido tú por un momento.

Vivencias o no: muchas gracias por compartir tan bunen trabajo.

Abrazos.

Irene dijo...

Muchísimas gracias GELES. Viniendo de ti esas palabras, son más que un elogio es el empujón que necesito para seguir escribiendo.
Un abrazo enorme.

María dijo...

Qué hermoso y triste poema de desamor...
A veces cuando el dolor está preñando nuestra piel, somos capaces de sacar lo mejor que tenemos a modo de compensación para nuestra alma.
Un beso y enhorabuena

Sherezade dijo...

Querida Irene: las musas vienen cuando más dolor sentimos, o quizás siempre están y con la locura del amor no las sentimos. Te diría que no merece tu dolor quien de esa forma tan cruel ha dicho quererte, y te lo digo, lo que ocurre es que puedo suscribir esas palabras de perderse por amor aunque todo fuera una vil falacia. Con la distancia del tiempo, se recupera la vida y la cordura.
Mil estrellas de esperanza siempre
Sherezade

CARNA dijo...

LA MEJOR MUSA ,ES LA QUE NO ESTA,ME ENCANTA LA PASION DE TU PUÑO
BESOS MUJER,Y NO DEJES QUE ESA PASION MERME

Irene dijo...

¡Hola MARIA! Gracias por tus palabras.
No voy a negarte, que sea más que probable… que el mismo dolor genere defensas y produzca como antídoto las mejores palabras, para compensar a un alma dañada.
Un gran abrazo.

Irene dijo...

Cierto Sherezade el tiempo es el gran aliado del desamor. Como cierto es, el dicho que dice así:
¡QUIEN BIEN TE QUIERA!... NO TE HARA LLORAR, Y SI ASI LO HICIERA… SERA DE FELICIDAD
El problema es cuando has tenido de las dos cosas “FELICIDAD Y DESAMOR” el tiempo te cerrara las heridas pero dudo que borre la memoria.
En cuanto a la vida y la cordura, me hago esta pregunta: ¿Qué sería de la vida, sin una pizca de locura? …….
¡GRACIAS! SHEREZADE por estar aquí. Un abrazo

Irene dijo...

CARNA la pasión sube y baja como un ascensor, y a las musas hay que dejarlas volar libres y que regresen a voluntad, siempre hay que dejarles la puerta abierta y aprovecharlas cuando están.
Mi puerta siempre permanece abierta para mi musa y en mi escritorio una pluma con su nombre.
Un gran abrazo amigo.