Seguidores

12 de diciembre de 2010

ENVIDIA



Aún en el más absoluto de los silencios 
se hace evidente mi reclamo.  
Y no es en la poesía donde se hace más latente;  
sino en mis noches… Donde la envidia corroe mi alma.
Envidia de tu almohada, dé ese trocito de raso al que te abrazas. 
Envidia de la luz tenue, de esa lamparita junto a tu cama. 
Envidia de ella porque puede iluminar tu cara
envidia del roce erótico de tu piel entre sabanas.
Envidia de quien ocupa tu lado opuesto en la cama
porqué es de ella tu abrazo
es para ella tu mirada
ella goza de tus besos, es culpable de tu deseo
en la que siembras el mas intimo jadeo 
hasta que llega la madrugada.
Y yo mientras tanto aquí recogiendo pedacitos,  
de esta resquebrajada alma  
que va muriendo de amor
que va muriendo de envidia….
Irene

2 comentarios:

Tu Vecina dijo...

Un placer estar aquí, a tu lado!

Irene dijo...

Gracias cariño,tambien es para mi un placer tenerte aqui y seguir tu blog. Somos dos enganchadas a los sentimientos escritos.