Seguidores

10 de mayo de 2011

UNA ROSA BLANCA


Te perdí desde el mismo instante
 Que decidí amarte…
En el mismo momento, que soñé tenerte.
Cambie mi voluntad renunciando a vivir
Tan solo, por quererte.
Perdí mi rumbo intentando
Descifrar en tu frialdad
¡La paz de mis ojos!
 Y mi alma sumisa se abraso en la espera.
¡Y he de confesarte!...
Que en el intento de amarte
Aun me encuentro.
Y Aunque sé... que nada será igual
Te seguiré enviando una rosa blanca
En cada primavera…
Y en cada amanecer sin tu mirada
Elevare una plegaria
¡Por si tú, la oyeras!...

Copyright© Irene llavero 2011
nº registro:1106079403311
© 2011 Safe Creative

3 comentarios:

Mascab dijo...

Enviaré una plegaria por si tú la oyeras!

ES toda una declaración de amor. El amante no cesa de sentir al amado aun cuando éste ni se sabe amado.

Besos, guapa!

Irene dijo...

Mascab gracias por estar. Sabes? me ha gustado mucho tu frase, El amante no cesa de sentir al amado aun cuando este ni se sabe amado. Muy buena... jaja. ¡Quizas te la robe, para una proxima poesia!.
Un abrazo amigo.

CARNA dijo...

en el amor se es asi,aunque sepas que vas a perder,apuestas a ganador,y aun habiendo perdido,no te rindes,esta en nuestra escencia.
que placer no sentirse que solo es uno
besos mujer