Seguidores

15 de marzo de 2011

UNA TARDE DE VERANO


Coge una pizca del pasado y evoca una tarde, ¡otra como aquella!
 Vuelve a mirarme a los ojos, desnudando mi deseo
Guárdate para ti lo que piensas, no quiero saberlo.
¿Recuerdas?...Me cogiste de la mano y nos alejamos de aquel aparcamiento
Donde refugiaste tu auto al abrigo de miradas que no te descubrieran
Mi corazón latía apresurado y tú me sonreías.
Era tal la discreción que delataba acontecimientos
No eras tú, ni tampoco era yo, éramos dos fugitivos
Que huían de una verdad para trazar una mentira
Entramos a un hotel con mesa reservada
Sentados uno frente al otro, apurábamos el menú servido
Acompañado de una copa de vino y  una conversación equivoca
Unas miradas, un roce de manos y unas caricias.
Un deseo elocuente nos apresuró a dar el siguiente paso
Con llaves en mano alcanzamos la escalera
Que nos llevaría a un segundo piso
Nos aguardaba una habitación con una cama, por fin en la intimidad.
El calor del verano acrecentaba nuestro deseo
Yo mire atreves de la ventana disimulando mis nervios
 Y tú, te abrazaste a mi espalda ¿Recuerdas ese momento?...
Me besaste y quitándome la ropa Fuimos a caer al lecho
Y como tal enredadera nos atamos para culminar un deseo
Fuimos un solo cuerpo  amándonos.
Dos fugitivos amarrados al sexo devorándonos a besos
Bebiendo del pecado más deseado.
La piel rezumando delirio y desbocando los sentidos
 Te amé tanto, que me sentí tuya y tu mío.
Entre gemidos pasaron los minutos, se fueron las horas
Y en una vista a tu reloj  me invadió un escalofrió
Algo me delato tu mirada, la sentí como un cuchillo afilado en mi pecho 
Tuve un presentimiento, todo estaba hecho…
 Aquella historia había llegado a su fin
Una tarde como aquella me hiciste tuya, para nunca más, volverme a ver.
Han pasado los años, y yo sigo recordando
Porque  en verdad te amaba…
Dicen que la ausencia hace el olvido,  pero yo no lo consigo
Dime tú… Hoy que te he recordado esa tarde
Dime, ¿cómo te olvido?… 
Irene

Safe Creative #1107019578007

9 comentarios:

CARNA dijo...

un momento asi no merece el olvido.
un relato casi vivido,muy bueno.
besos

Irene dijo...

Gracias CARNA tu comentario me da satisfacción, porque con el entiendo que mis palabras transmiten.
Besos

Anónimo dijo...

mmmmmm....que es esto??.....

Anónimo dijo...

Siento la necesidad de otra copa de vino que nos hizo olvidar aquellas promesas incumplidas. Espero verte muy pronto....

Irene dijo...

ANONIMO....Pues simplemente, eso que lees, "un relato" verdad? mentira? quien se identifique con el, FELICIDADES... Señal que dejo huella.

Irene dijo...

Buenooo... últimamente me salen anónimos hasta debajo de la cama, en fin....
¡¡ Anónimos, me encantaría esa copa de vino!! Pero tengo que elegir entre varios anónimos, así que, a cara descubierta por favor, sino esa copa se puede agriar, y soy amante del buen vino y no del vinagre. BESOS PARA MIS ENCANTADORES ANONIMOS.

Anónimo dijo...

Esta en tus manos decidir con que anonimo te quedas, yo te hice una promesa y si quieres la puedo cumplir..entonces ya puede que hayas descubierto a un anonimo.

Irene dijo...

Promesas, Promesas... En eso se quedan muchas palabras, muchas promesas me han hecho en esta vida y ya no creo en ellas, prefiero los hechos y ya que tengo una pista de uno de mis anónimos cuando quieras lo hablamos.

María dijo...

Instantes robados, besos robados, amor robado, recuerdos robados que no se marchan...
A veces... sólo a veces, el amor trae estas cosas.
Grande amor.
Un beso.